Hagamos un cambio en serio.

 por Olga Herrera.

 

Hoy me desperté con un título que me rompió el corazón: Hay un 48% de niños pobres. Entonces, ¿de qué cambio me hablás?

            No me resigno a pensar que en este bendito país haya gente como ustedes tan insensibles que no caminen el territorio y vean en qué condiciones están los abuelos y los niños. Ustedes les han vulnerado todos sus derechos. Por eso pensé en poner a Macri en otro lugar.

            Cambiemos de lugar a Macri.

            Llevémoslo a vivir con los que menos tienen. Llevémoslo al campo, que pise la escarcha, que se ahume con la leña de los braseros, que se bañe con agua fría, que coma chicharrón, que ande en patas o en zapatillas rotas con los dedos afuera en pleno invierno, que le diga a su hijo que tiene que caminar varias leguas para ir al colegio.

            Tal vez tenga la suerte que tuve yo y encuentre una portera que te espera con una taza de leche caliente: mi portera de la escuela 158 de mi querido Tapalqué. Por un rato, que se ponga en el lugar del otro. Pero qué le voy a pedir a usted que nació con herencia. Mi única herencia es la cultura del trabajo que me legó mi viejo.

            Pongamos a Mauricio en el lugar del otro.

fotos3 1458_Co La Cruz_flor
Flor del Sur camino al Cerro la Cruz

 

                                                               

 

 

 

Anuncios